Columnas  /  Columnas

DE ANÁLISIS Y REFLEXIÓN

Eduardo López Sosa

0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
LIBERALISMO SOCIAL, LA GRAN MENTIRA DE SALINAS DE GORTARI

lunes, 2 de junio de 2008
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
El mejor Estado es el que menos gobierna, pues su acción es perjudicial para los intereses de la sociedad.

Adan Smith

padre del capitalismo

Hace unos días, Carlos Salinas de Gortari, Presidente de México 1988-1994, publicó su libro La Década Perdida , es un documento histórico de 511 páginas, en el que hace una revisión crítica de los dos últimos sexenios de Ernesto Zedillo y Vicente Fox, a los cuales le identifica como “neoliberales”, pero además, hace un severo cuestionamiento de un Político que seguramente es para el expresidente como una “piedrita en el zapato”, ya que le incomodan las acciones hechas y las que hace Andrés Manuel López Obrador, de quien dice que realiza un “populismo barato”, aunque yo creo que lo que realmente sucede, es que Salinas se ve proyectado precisamente como lo que realmente fue como Presidente “un populista”.

Carlos Salinas de Gortari, no reconoce que él fue un Presidente neoliberal, y que escondió su ideología capitalista llamándola “Liberalismo Social”.

En mi libro La lucha por el Poder Político , hago referencia al discurso que presentó en ese entonces Carlos Salinas de Gortari el 4 de marzo de 1992; curiosamente en la sede del PRI durante la celebración del Aniversario 63 del partido, en ese discurso al referirse al neoliberalismo expresó: “El neoliberalismo sitúa al Estado en dimensiones y responsabilidades mínimas, al margen de la vida nacional, lo hace indiferente a la diversidad y a las distancias entre la opulencia y la miseria, y le resta capacidad para regular y eliminar los abusos excesivos del mercado.

El papel que desempeña es exclusivamente el de proteger a la población contra el delito sin importar la justicia” . Exactamente fue lo que hizo Carlos Salinas de Gortari durante su sexenio al vender las empresas del Estado, precisamente para evitar las responsabilidades públicas, es decir, durante todo el sexenio, Salinas engañó a la sociedad mexicana, pues con el dinero de la venta de las Empresas, constituyó el programa Solidaridad en el que otorgaba recursos a la gran mayoría de los pobres mexicanos y propiciaba el enriquecimiento de unos cuantos, como Carlos Slim y Ricardo Salinas Pliego, al vender TELMEX y TV AZTECA, respectivamente, pero más aun su papel como gobernante y ahora más, lo que importa es el delito y no la justicia.

En el mismo día, Salinas de Gortari sigue diciendo en su discurso: “La globalización y los procesos de integración regional, para el neoliberalismo, constituyen razones para considerar como estorbo las fronteras, el nacionalismo se considera como algo caduco y la soberanía de la nación como preocupación del pasado.

Se refiere, por ello, a un mundo sin fronteras ni naciones; con órganos supranacionales para regular no sólo los asuntos internacionales, sino también los internos.

Propone organizar elecciones desde el extranjero y crear fuerzas militares multinacionales.

Plantea sentencias y juicios externos sobre el comportamiento de los pueblos. Para los neoliberales, las libertades formales son las únicas garantías que el Estado debe proteger con la ley; pues consideran al individuo aislado, sin nexos ni deberes con la comunidad” . Como es de verse ahí su enorme preocupación, primero porque México se integrara el Tratado de Libre Comercio de América Latina TLCAL, lo que llevó al gobierno desde entonces; es decir en los sexenios de Zedillo, Vicente Fox y en los casi dos años que lleva en el gobierno Felipe Calderón Hinojosa, nos ha hecho sentir que en México tengamos no sólo una década perdida (título del libro de Salinas), sino 25 años, es decir ¡un cuarto de siglo perdido¡ para el desarrollo nacional, pues con el sistema neoliberal implantado desde Miguel de la Madrid, el pueblo de México perdió educación gratuita; asistencia social; seguridad jurídica; seguridad social; pero además, una enorme devastación de la clase media.

México tiene ahora una enorme deuda externa, no existe financiamiento para el campesino, para el obrero, para el burócrata ni para el comerciante; se han privatizado las empresas, se ha promovido la inversión extranjera; es decir lo que hizo Salinas de Gortari, fue el desmantelamiento de importantes Instituciones de Fomento Económico como La Banca Mexicana, Teléfonos de México, sólo por citar a dos de las mas representativas, y propiciar el estancamiento del desarrollo nacional.

Carlos Salinas de Gortari durante su sexenio impuso un desarrollo basado en la miseria, para muestra allí está el Municipio Mexiquense de Valle de Chalco Solidaridad donde fomentó una falsa ilusión entre los mexicanos quienes sólo obtuvieron de su sexenio mentiras y mentiras.

México experimentó un “capitalismo salvaje” haciendo una enorme brecha y un profundo abismo entre ricos y pobres; es decir la injusticia social característica de México en los casi dos siglos de historia.

 

Opina sobre este artículo

PODEREDOMEX agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio. Gracias a la entusiasta participación de lectores como usted que hace valer su voz este portal informativo tiene un valor preponderante. Estamos seguros que el Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión. Por el respeto a esta encomienda debemos informarle que PODEREDOMEX no se hace responsable de los comentarios expresados en el portal ya que son total y absoluta responsabilidad de quien los emite.

Nombre   Email  
Título
Opinion

Perfil del Autor

Doctor en Derecho, magistrado del Tribunal de lo Contencioso Administrativo.